historias de una barcelonesa en italia

viva honduras

Posted on: 5 junio, 2011

Hay cosas que haces con buena intención, pero nada más ejecutarlas sabes que ha sido un error. Como cuando Trillo gritó eso de “viva Honduras”; el hombre lo hizo con buena intención, pero instantes después supo que había metido la pata.

Pues bien, yo tuve mi momento “viva Honduras” la semana pasada.

Era lunes por la noche y yo estaba en la biblioteca de mi calle. En realidad llevaba todo el día allá porque el miércoles tenía un examen por el que he estudiado más que muchos de la autónoma (para que luego digan de los erasmus y bla bla bla). Eran las diez de la noche y la sala estaba llena, porque debido al calor y que a los de la uniud les cuesta bastante poner el aire acondicionado, el fresco de la noche recién empezada era el ambiente ideal como para estudiar. Como no había aire acondicionado las ventanas estaba abiertas, esto es un detalle importante. Pues bien, en un momento dado oí un xivarri (aka casino) proveniente de la calle. Me asomé por un balcón (la biblio de mi calle tiene muchos balcones, es muy renacentista) y vi que estaban algunos de mis amigos españoles en la puerta del sitio de pizzas de enfrente de la biblio, que acababan de cenar; bajé, les saludé, les lloré un poco sobre lo mucho que estaba estudiando y sobre lo mucho que les envidiaba (puse modo-pre-examen-on) y luego subí de vuelta a estudiar.

Hasta allí todo normal. Todavía no había soltado mi “viva-honduras” particular. Pero cuando me establecí en mi sitio y noté que todavía se les oía, cometí mi error, mi desliz, mi buena intención convertida en delito. Les envié un sms diciendo que se callasen un poco, que se oía desde arriba de la biblioteca. Ese fue el error. En cuanto mi samsung de 15€ me dio el informe de envío correcto, supe que había abierto la caja de pandora, que iban a considerar mi sms un desafío y no un consejo y que la iban a liar parda.

Y así fue, amiguitos. Les oí acercarse hasta debajo de la biblioteca, como el soldado solo y con miedo que oye acercarse al ejército enemigo. Les oí hablar, reírse, y en ese mismo instante mi mano empezó a temblar. Puede sonar exagerado, pero es exacto. Se como son los chicos con los que voy en el erasmus y se que, con tal de llamar un poco la atención y que se les mire o se les oiga son capaces de hacer cualquier cosa, peti qui peti (aka caiga quien caiga). Y dado que la sala estaba llena, la mayoría de sitios ocupados por gente que me conoce de ir a estudiar allá, tenía miedo de lo que iban a poder hacer; algo seguro que tuviese que ver con hacer ruido, que interrumpiese a la gente en su estudio y que se relacione con los erasmus.

El resultado, como el ejército que ataca, como la manada de lobos hambrientos que se echan encima del pobre conejo, tardo segundos en llegar. Oí la voz de Javilin que decía “dedicado a R.M. Y acto seguido siete voces desafinadas se pusieron a entonar la canción de clavelito. Fue solo un minuto de serenata con calidad musical más que dudosa, pero a mi se me pasó como una hora. Yo miraba a los friulanos esperando que no se enfadasen, porque se conoce que son muy rarillos (es muy fuerte que esté en la recta final del erasmus y todavía no haya hecho un post sobre los friulanos, los habitantes del friuli; son austríacos con dinero camuflados en italianos con más dinero, prometo informe próximo sobre ellos).

Al final de la canción, yo ya con la cara que parecía la bandera de China, se me acercó un compañero de biblioteca y me preguntó que porqué no me asomaba al balcón a saludar a los hombres que me cantaban el clavelito. Yo decliné la oferta educadamente y metí la cabeza debajo de los apuntes para que nadie más me viese.

Y así fue, amiguetes, como siete hombres me cantaron una serenata, no porque quisiesen iniciar un lío amoroso conmigo, sino porque sabrían que esa situación me iba a poner violenta y a avergonzar y porque se querían vengar por haberlos reprendido antes. Moraleja: nunca gritéis “Viva Honduras” en público.

Anuncios

3 comentarios to "viva honduras"

Jajajajaja. Que grande!! he de añadir que un compañero de clase que estaba estudiando ahi me pregunto que si yo era de los “borrachos” que habian ido a cantar una serenata a la biblioteca.xD. Estamos muy mal de la cabeza, ya sabes, nunca te fies, podemos volver en cualquier momento…jejeje

jajaja buenísimoxD a partir de ahora deberíamos introducir momento honduras en nuestro dialecto
me gusta tu blog reich! sabes que este blog lo abriras un día dentro de unos años (cuando ya no te acuerdes ni de la contraseña y la tengas que introducir un par de veces hasta dar con la correcta) y será como volver a vivir el erasmus durante un día? el curre de escribir habra valido la pena;)

Me encantan varias cosas de esta entrada:
Tu vuelta a los terrenos de juego en momentos de estudios. Se nota que tienes mono de blog (Y de otras cosas)
Las ganas que tenia de ver como te quedaba esta historia, pues fui uno de los siete que te cantaron, y esperaba ansioso tu redacción (Me la he releido y he disfrutado como un enano)
Y sobre todo me encanta, que te pusieras nerviosa con esto pero sobre todo, que te sintieras especial porque siete hombres te cantaran, solamente a ti y en vivo y en directo un clavelitos.
Va por ti, R.M.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

junio 2011
L M X J V S D
« May   Jul »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
A %d blogueros les gusta esto: